Juan Daniel Villalobos (1)

Juan Daniel Villalobos Prieto

“En la tierra Rarámuri, la modernidad ha llegado con mega proyectos de gran capital que van agujereando la tierra tras los metales y el narcotráfico con toda la violencia y destrucción que conlleva. Los “frutos” de estas realidades no se comparten, ni se trabajan en comunidad, ni se ofrecen a Onorúame (Dios padre – madre); tampoco respetan el espíritu del agua a la que contaminan ni el espíritu de la tierra por donde se camina y siembra, ni se mira al ser humano que habita, porque hacer y tener más dinero es lo importante. Es como si el Ganoko, el gigante de la leyenda Rarámuri, surgiera de nuevo. Ha renacido robando la comida, pisoteando la tierra y pasando sin respetar la vida. Ahora, ¿cómo ayudarnos para vencer al Ganoko?   Son tiempos difíciles que también ofrecen oportunidades de fortalecernos juntos, de acompañarnos, de buscar encuentros que ofrezcan y trasmitan esperanza. Este cruce de caminos entre los Rarámuri y Ayuuk es un espacio de vida para recordar el tejido que los une y el mensaje de los antiguos, ahí en sus siembras, casas, fuegos y danzas. Las comunidades indígenas tienen mucho que aportar a la humanidad, el camino del compartir, del vivir en comunidad, del silencio que conecta, de la comunión con la naturaleza… me quedo con la esperanza de la voz de este encuentro.”

Semblanza

Juan Daniel Villalobos, originario de Parral, Chihuahua, ha dedicado gran parte su vida a convivir con los pueblos Raramuri de la Sierra Tarahumara. De formación jesuita y carpintero, tiene una gran cariño por la cultura Raramuri y una gran compresión que le ha permitido establecer relaciones personales y de colaboración con muchas comunidades que pertenecen a los municipios de Bocoyna, Guachochi y Urique, habla fluido la lengua Raramuri. A lo largo de estos años ha desarrollado iniciativas que en conjunto con las personas que habitan las comunidades se han llevado a cabo, con un profundo respeto a la cultura y los tiempos de la localidades. Las actividades que ha promovido a lo largo de décadas están ligadas al fortalecimiento de la cultura, el respeto a la diferencia, la educación, la siembra y conservación de semillas nativas de maíz, papa, frijol etc., trabajo para conservación de la tierra, preservación de manantiales, siembra de arboles frutales, establecimiento de huertos, captación de agua de lluvia y muchas acciones más. A lo largo de estos años a colaborado con diversas organizaciones e instituciones como Native Seeds Search, La Clínica Santa Teresita, The Cristensen Fund, Captar y actualmente con Rakema una Asociación Civil que formo al lado de Adriana su compañera de caminar con quien desarrollo un proyecto Montessori en la localidad de Creel.